Manifiesto AMUGE

publicado en: Noticias | 1

8, GRASYORNAJ, SUNDALUTNO DIVES E RROMANO THEMESQO

APIRILAK 8, IJITO HERRIAREN NAZIOARTEKO EGUNA

8 DE ABRIL, DÍA INTERNACIONAL DEL PUEBLO GITANO

Hoy, 8 de abril, celebramos con orgullo el Día Internacional del Pueblo Gitano. Esta fecha fue elegida en 1990 debido a que, exactamente un 8 de abril del año 1971, en la ciudad de Londres, se celebró el primer Congreso Mundial Romaní-Gitano. En esa ocasión se institucionalizaron la bandera y el himno gitano.

Este día conmemoramos la historia y la lucha del pueblo gitano, su resistencia a lo largo de los siglos ante las persecuciones y la discriminación de la que todavía somos objeto en los distintos territorios y países en los que vivimos. Asimismo, celebramos nuestra cultura y las contribuciones que gitanas y gitanos han hecho al mundo, en las artes, las ciencias, la cultura y la sociedad en general, honrando la memoria de nuestras antepasadas y antepasados.

El himno gitano, adoptado en el primer Congreso Mundial Romaní-Gitano, se titula “Gelemgelem”, en honor a todas las personas gitanas que fueron asesinadas y desaparecieron durante el nazismo.El origen de la melodía es antiguo, y a partir de esa canción popular  JarkoJovanoic, un músico gitano de origen serbio, compuso el himno y escribió la letra que hoy en día conocemos.

Un día como hoy, también, fue reconocida la bandera gitana. Se compone de dos franjas horizontales: de color azul, en la parte superior, que representa el cielo; y de color verde, en la parte inferior, que representa el campo. En el medio hay una rueda roja de dieciséis radios, que simboliza la libertad del pueblo gitano y sus orígenes como pueblo itinerante.

Uno de los actos que se asocian con el Día Internacional del Pueblo Gitano es la Ceremonia del Río, que se reproduce en pueblos y ciudades de todo el mundo.Durante la ceremonia, se lanzan flores al río, como símbolo del discurrir de la vida, y se encienden velas.Se trata de un  acto reivindicativo y conmemorativo: denunciamos la persecución y la discriminación de la que hemos sido objeto en la historia, y a la vez recordamos a nuestras abuelas y abuelos, a nuestras antepasadas que han sido asesinadas y cuya memoria, como los ríos que fluyen inmutablemente, sigue viva en nuestras historia colectiva.

Todos los años, alzamos nuestras voces para recordar estas historias y no dejar que se pierdan. Este año, no vamos a dejar de hacerlo, pero sentimos que en estos momentos difíciles de Estado de Alarma y de confinamiento que estamos viviendo, también es nuestro deber denunciar el aumento del racismo y, en particular, el antigitanismo hacia nuestro pueblo. En estas semanas hemos sido testigas de números actos de violencia periodística y policial, en un clima de crisis que, recordamos, no es causada por el COVID-19, pero sí es agudizada por la crisis sanitaria que el virus conlleva.

Queremos denunciar el antigitanismo oculto, que se manifiesta más patentemente conesta y con otras crisis.Sabemos que el Coronavirus no hace distinción de etnias, clases sociales, género o religión. Pero hay quienes sí se empeñan en identificar al Pueblo Gitano y a otros grupos y personas racializadascomo parte fundamental del contagio en diferentes provincias del Estado Español. Estas acusas no son casualidad. Son fruto de este sistema patriarcal, clasista, racista y antigitano. Recordamos, y repetimos con nuestras compañeras racializadas“El coronavirus no es excusa para contagiar racismo”.

Este antigitanismo se manifiesta tanto en audios y declaraciones orales, como en publicaciones y medidas racistas en diferentes provincias: recordamos los casos relacionados con el Hospital de Txagorritxu en Vitoria, el caso de‘El Camarón’ cualsupuesto paciente cero de Haro, las declaraciones del Alcalde de Santoña que apuntó alpueblo gitano como la fuente de laenfermedad en el pueblo, o lo ocurrido en el barrio guetizadode Sevilla de las 3000 viviendas, para el que llegaron a pedir Unidades Militares de Emergencia.

En estos y en muchos otros casos, denunciamos que:

  • se generaliza y criminaliza a todo un pueblo, acusándolo de no cumplir las normas que se han establecido en el actual estado de alarma por el COVID-19.
  • se señala al pueblo gitano como causa del brote en diferentes localidades, incluso aportando nombres y apellidos, así violando los códigos éticos del periodismo.
  • se ordena más vigilancia policial en los barrios guetizados, donde vive mayoría gitana y racializada, perpetuando una historia de represión y control social.
  • se aprovecha, en definitiva, de una situación de emergencia y miedo para profundizar el odio hacia todo un pueblo.

Además, esta violencia la vivimos no sólo a nivel discursivo y directo, sino también al ver que se violentan derechos humanos y sociales básicos. No se están garantizando las medidas necesarias para  luchar en contra dela desigualdad social, y en todo el Estado las personas más marginadas y empobrecidas, tanto gitanas como de otros grupos étnicos o colectivos, están viendo sus necesidades básicas amenazadas, y están comprobando como el Estado no muestra ninguna voluntad de poner la vida de las personas en el centro.

En este sentido, a menudo se clasifica al pueblo gitano como “vulnerable”, tal y como expresado, entre otros, por el Relator Especial de la ONU sobre cuestiones de las minorías.Philip Alston. Nosotras decimos que no somos vulnerables, pero sí nos vulnera este sistema patriarcal, racista y antigitano.

Por todo ello, en estos momentos de alarma social y de confinamiento por el Covid-19, y viendo la grave situación que vive el pueblo gitano, demandamos las siguientes medidas sociales de emergencia para todas las personas en situación de vulnerabilidad:

  1. Que se organicen y lleven a cabo repartos de alimentos a las familias que están en cuarentena o afectadas por el coronavirus, a las familias que han visto aminorados sus ingresos por la no actividad en la venta ambulante, chatarra, etc., así como a las familias que no pueden cubrir sus necesidades básicas, aun cobrando la RGI.
  • Que se garantice la cobertura de todas las necesidades de la primera infancia (0-3 años) y de las mujeres embarazadas.
  • Que se reanuden las prestaciones de Renta de Garantía de Ingresos (RGI) para las familias a las que se les ha suspendido en este periodo de confinamiento, así como a las familias que, por falta de alguna documentación en las semanas previas al Estado de alarma, dejaron de recibir la prestación.
  • Que se garantice a las familias que no tienen recursos, ni ordenadores, ni material escolar, que sus criaturas en edad escolar puedan seguir con el ritmo de las clases, haciéndoles entrega del material vía correo postal o a través de los cuerpos de seguridad. Así como garantizar el seguimiento de tareas, para evitar el perjuicio del rendimiento escolar del alumnado.
  • Que se suspenda el cobro de las tasas municipales para la venta en mercadillos durante todo el periodo del Estado de Alarma.
  • Que se adelanten las ayudas económicas por hijas e hijos a cargo, que se entregarían en el mes de junio.
  • Que se apruebe una moratoria en el pago de viviendas municipales.

Estasdemandas específicas para los tiempos de crisis sanitaria y social que estamos viviendo, deben de ir acompañadas por todas las medidas, y los cambios sociales y legales que, desde hace años, no nos cansamos de reclamar para el pueblo gitano y para todas las personas: combatir la pobreza infantil; tomar las medidas necesarias para que la esperanza de vida del pueblo gitano alcance el promedio de la sociedad mayoritaria (actualmente, es de 20 años menor); acabar con la guetización en barrios y en escuelas; luchar en contra del racismo en el ámbito laboral; garantizar la presencia de personas gitanas y racializadas, en particular modo mujeres, en puestos de responsabilidad y cargos de poder; transformar la imagen que setransmite del pueblo gitano, y especialmente delas mujeres gitanas, incluso por parte de ciertos sectores que se autodenominan feministas; garantizar el acceso a la formación y la posibilidad de hacerlo en euskera;incorporar la lengua, la cultura y la historia del pueblo gitano en el currículo escolar.

Dejamos claro que nuestra lucha y nuestro compromiso seguirá en los barrios, en las calles, para que esta crisis, preexistente pero agudizada  por el COVID-19, no se convierta, una vez más, en calamidad para los grupos más empobrecidos, profundizando la desigualdad que atraviesa nuestra sociedad.

OPRÉ ROMÁ!!!

SASTIPEN THAJ MESTIPEN

OSASUNA ETA ASKATASUNA

USTIPEN! RESISTENCIA!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *